7 de diciembre de 2021

Radio Republicana

Izquierda Unida pide que Numancia de la Sagra recupere el nombre de Azaña que fue borrado por las tropas franquistas

Archivo - El diputado de IU en el Congreso Miguel Ángel Bustamante. - PCA - Archivo


El nombre de Azaña data de al menos el siglo XII, pero fue cambiado por el del regimiento que ocupó el pueblo.

El diputado de Izquierda Unida en el grupo de Unidas Podemos Miguel Ángel Bustamante ha registrado este martes una iniciativa para que el Gobierno recupere el nombre de Azaña para el municipio de Numancia de la Sagra, nombre que le fue arrebatado por los golpistas en 1936.

Esta petición viene a colación de la ley en vigor sobre Memoria Histórica para que la localidad toledana recupere el nombre que tuvo desde, al menos, el siglo XII, pero que fue borrado por las tropas insurrectas al comienzo de la Guerra Civil.

Bustamante ha registrado formalmente en la mañana de este martes el registro de la iniciativa junto a Marisa Pombo, concejala de Unidas Izquierda Unida-Podemos en Numancia de la Sagra y Juan Ramón Crespo y Jorge Vega, coordinador general de IU Castilla-La Mancha y miembro de la Diputación Provincial de Toledo.

El cambio de nombre buscaba “exaltar los valores del ejército golpista”

Un pueblo de Toledo se debate entre dos nombres: Numancia de la Sagra o Azaña.
EFE

El parlamentario explica que “los militares golpistas decidieron que el pueblo de Azaña perdiera el nombre que había tenido durante siglos simplemente porque coincidía con el del presidente de la Segunda República contra la que se habían levantado en armas”.

En su pregunta por escrito que dirige al Gobierno plantea directamente si “¿piensa adoptar alguna actuación encaminada a recuperar el histórico nombre de Azaña y que se deje de exaltar al regimiento golpista que asaltó el municipio el 18 de octubre de 1936?”

Ese 18 de octubre de 1936 la localidad de Azaña fue asaltada por tropas al mando del militar golpistas Jesús Velasco. Según los datos conocidos por los documentos de la época, al día siguiente se comunicó a sus habitantes que ‘recogiendo el sentir popular del pueblo’ se solicitaba a ‘Su Excelencia el Jefe del Estado’ que en lo sucesivo pasara a llamarse Numancia de la Sagra, nombre del regimiento que había ocupado el pueblo.

Para Miguel Ángel Bustamante, “no cabe ninguna duda de que el cambio de la denominación tan solo buscaba ocultar el nombre del entonces legítimo y legal presidente de la República Española y exaltar los valores del ejército golpista, además de evidenciar la ignorancia de quienes imponían ese cambio”.

El diputado cree que el cambio de nombre “encaja totalmente” en la ley de Memoria Histórica en vigor, ya que el nombre del municipio sería un “símbolo conmemorativo” de la Guerra Civil, y la norma plantea evitar “cualquier exaltación de la sublevación militar”.

Cientos de municipios han cambiado su callejero franquista

En 2020, 94 calles y plazas, en su mayoría en pueblos de ambas Castillas y Aragón, mantenían referencias a Franco

Desde 2016, se ha eliminado el nombre de Franco de 233 calles en toda España, como Guadiana del Caudillo (ahora solo Guadiana) o Calle del General Franco (ahora Avenida de España) en Colmenar del Arroyo (Madrid).

La primera referencia documentada conocida del pueblo de Azaña data de 1158, según una publicación de Julio González. En marzo de ese año, Sancho III cede cinco yugadas de tierra en la ‘aldea de Azania’ a cambio de la ‘mitad de Ciuelos’.

Según el ‘Diccionario Geográfico-estadístico-histórico de España y sus posesiones de Ultramar’, publicado por Pascual Madoz entre 1845 y 1850, que en 16 volúmenes describe todas las poblaciones de España, señala a Azaña como un ayuntamiento de la provincia y diócesis de Toledo, partido judicial de Illescas.

Vía 20minutos

Comparte esta noticia

A %d blogueros les gusta esto: