7 de mayo de 2021

La Voz de la Memoria

VOX: EL RACISMO COMO PROGRAMA ELECTORAL

El fake de VOX y la realidad que tergiversan

Vox ha desplegado una campaña que relaciona a los inmigrantes con bajas pensiones y delincuencia a través de carteles enfocados, principalmente, a la juventud.

El odio contra la minoría siempre es rentable políticamente; es fácil de ejercer, no necesita un discurso elaborado y sus objetivos tienen muy difícil defenderse. Además, es uno de los recursos más viejos de quienes aspiran al poder. Cristianos contra musulmanes, blancos contra negros… y por supuesto, el ejemplo paradigmático del antisemitismo alemán de los años 20 y 30.

En España ese discurso ha sido usado históricamente de forma habitual contra nuestras propias minorías: las nacionalidades minoritarias (vascos y catalanes, principalmente) y étnicas (gitanos), como principales objetivos. Ahora, sin embargo, Vox nos trae un racismo externo, genérico y antiinmigración en general, siguiendo el modelo centroeuropeo.

Rocío Monasterio lanzó el bulo en los medios de comunicación y ahora lo han trasladado a su cartelería electoral. Según ellos, un inmigrante menor, tutelado por el Estado, cuesta  4.700 euros al mes mientras que una pensionista (identificada como la abuela del hipotético lector del cartel), recibe “426 euros de pensión al mes”. Unas cifras escandalosas… y falsas.

Los datos que usan para acusar a los inmigrantes de costar casi tanto como un diputado (el sueldo base de nuestros representantes políticos es de 3.000€ brutos al mes, a los que hay sumar sus complementos personales, como indemnizaciones por desplazamiento o dietas), lo obtienen de dividir un presupuesto del servicio de acogimiento residencial temporal de menores extranjeros no acompañados, de 13 a 17 años (16 plazas), concertado con una fundación privada, por un importe de 448.448€, desde el 1 de octubre de 2020 hasta, como máximo, el 31 de marzo de 2021, de donde obtienen los famosos “4.700€” (4.671€ concretamente).

Es decir, no solo juegan con las cifras (el total asignado no se destina exclusivamente o directamente a los menores, sino que financia todo el servicio que reciben; trabajadores, consumos, mantenimiento de edificios, etc.), sino que además las obtienen de un presupuesto de la Comunidad de Madrid, gobernada por el PP con el apoyo de Ciudadanos y el propio Vox, y de un acuerdo con una entidad privada. Es decir, que en última instancia vox está usando una subvención “propia” para acusar genéricamente a la inmigración de sustraer recursos a los pensionistas. Una estrategia de confusión que también se ha puesto de manifiesto en otro cartel, situado en las salidas de algunas estaciones de metro y RENFE de Madrid, en el que se asegura que se llega a un barrio inseguro, siendo la seguridad ciudadana de ámbito municipal, es decir, responsabilidad del Ayuntamiento de Madrid del PP sostenido igualmente por vox.

Pero es que, además, la subvención de la que se habla en los polémicos carteles es de ámbito autonómico, mientras que la cuantía de las pensiones depende del Ministerio de Hacienda, es decir, su ámbito (y su fondo económico) es nacional, por lo que poco o nada pueden afectarse mutuamente.

Hace unos días hemos podido comprobar el resultado de estas políticas de odio genérico: Un hombre de 40 años propinó una brutal paliza a un niño de tan sólo 12 años en Guadalajara, cuando el menor se dirigía a un entrenamiento deportivo a primera hora de la mañana. Un ataque racista alentado por los bulos y la propaganda ultra que se multiplica en todos los medios de comunicación desde hace meses.

Todos estos datos son bien conocidos por los propagandistas de Vox (Santiago Abascal se ha erigido en jefe de campaña y tutor político de Monasterio, incluyéndose en los carteles y actos de la candidata), pero también conocen la rentabilidad del bulo, de la mentira y del ensañamiento contra la minoría más débil. Si además se acompaña de una presunta buena intención (pensiones dignas o barrios seguros), se obtiene una combinación especialmente rentable políticamente, aunque extremadamente peligrosa en lo social.

Vía móstolesinforma

A %d blogueros les gusta esto: