24 de julio de 2021

Radio Republicana

Exhumada María Domínguez, primera alcaldesa democrática de España, de la fosa a la que fue arrojada en 1936

Los restos de María Domínguez en Fuendejalón. - EL PERIÓDICO

El cuerpo con un tiro en la cabeza ha sido localizado en un fosa de Fuendejalón. Maestra y pionera del feminismo, accedió a la alcaldía de Gallur en 1932

Los restos de la primera alcaldesa democrática de España, María Domínguez, fueron exhumados del cementerio de Fuendejalón al que fueron arrojados en 1936 tras ser fusilada por las tropas franquistas. Un tiro en la cabeza acabó con una pionera de los derechos sociales nacida en Pozuelo de Aragón que ejerció como periodista, fue maestra en Gallur, pueblo del que fue regidora, y siempre estuvo comprometida con darle voz y voto a la mujer y con su propia libertad personal. La vicepresidenta primera y ministra de la Presidencia y Memoria Democrática del Gobierno de España, Carmen Calvo, fue la encargada de difundir el trabajo realizado por los memorialistas. «Merece reconocimiento y que reivindiquemos su legado», escribió.

El proceso de exhumación, impulsado de oficio por el Gobierno de Aragón, ha sido tutelado por la Asociación de Familiares y Amigos de los Asesinados y Enterrados en Magallón (AFAAEM), presidida por Pilar Gimeno,  y los trabajos a pie de campo han sido desarrollados por el equipo de la Asociación para la Recuperación e Investigación contra el Olvido (Arico) y Charata. El único objeto personal que se han encontrado en la tumba es una peineta destrozada por el disparó que acabó con la vida de esta mujer avanzada a su tiempo.

Horquillas y una peineta

 Los trabajos para localizar el cuerpo empezaron el pasado viernes. Según las narraciones orales, se creía que sus restos estarían en la tumba señalada en el cementerio de Fuendejalón. Sin embargo, tras una primera cata infructuosa sobre el terreno decidieron buscar en otra zona del camposanto. De este modo los arqueólogos exploraron en sábado la zona de enterramientos civiles en los que se localizó un solo esqueleto, por lo que se decidió proceder directamente a una exhumación definitiva que estaba prevista para finales de febrero.

Además de la documentación y los testimonios, la presencia de la peineta y de varias horquillas hacen pensar que puedan ser los restos buscados, pues Domínguez siempre iba peinada con un moño. Con todo, los forenses serán los encargados de cotejar el descubrimiento con el ADN de los parientes más cercanos de Domínguez. Según indicó la directora general de Patrimonio, Marisancho Menjón, el Ejecutivo autonómico se hará cargo del estudio para su identificación.

La recuperación del cuerpo de Domínguez significa un avance en la recuperación del pasado reciente. La propia presidenta de AFAAEM considera que hasta el momento no se ha hecho justicia con el legado de una pionera que debería ser un referente en toda España. «Fue siempre una defensora de los derechos de la mujer», destaca Gimeno. De origen humilde, Domínguez aprendió a leer por su empeño personal y fue puesta en busca y captura cuando apenas tenía 25 años escapó de las palizas que le propinaba su primer marido. Dejó su localidad natal y se instaló en Barcelona como sirvienta. 

Apoyo social

En ese periodo comenzó su formación y tras volver a la Zaragoza inició su colaboración con los periódicos progresistas de la época y empezó a estudiar magisterio. En 1922 quedó viuda y contrajo segundas nupcias con Arturo Segundo Romanos con quien se instaló en Gallur.

Muy respetada como maestra, comenzó a dar conferencias en las provincias de Zaragoza y Huesca, ganado el respeto de amplias capas de la sociedad. En 1932 el gobernador civil de Zaragoza la puso al frente del ayuntamiento de Gallur, tomando posesión el 28 de julio de 1932, convirtiéndose así, según se acepta generalmente, en la primera mujer alcaldesa de España durante un periodo democrático.

A pesar de los elogios que ha recibido por su gestión al frente del consistorio, la dureza de la oposición la hizo abandonar. Con el golpe militar del 36 se vio obligada a abandonar Gallur y se refugió en la casa familiar de Pozuelo donde fue capturada. La fusilaron el 7 de septiembre frente a las tapias del cementerio de Fuendejalón. Su marido fue ejecutado poco más tarde en Tabuenca.

Desde AFAAEM esperan poder organizar un homenaje a su figura en primavera al que no se descarta que pueda asistir la  ministra Carmen Calvo. Serán los familiares los que decidan qué pasa con los restos, aunque previsiblemente descasarán en Fuendejalón.

Perfil: La regidora con buena letra y las ideas claras

Las actas firmadas por María Domínguez cuando ejerció como alcaldesa de Gallur son un documento histórico de excepción por muchas razones. Reflejan su preocupación por la desigualdad en la localidad, presentan un aspecto pulcro y mesurado. Y además están firmadas por la primera mujer que ejerció como alcaldesa en una corporación municipal durante un periodo democrático. Tomó posesión el 28 de julio de 1932 a propuesta del gobernador civil de Zaragoza con el visto bueno de todos los integrantes del consistorio. «Sus presupuestos eran alucinantes, ya los querrían ahora muchos políticos», destaca la presidenta de la presidenta de la Asociación de Familiares y Amigos de los Asesinados y Enterrados en Magallón (AFAAEM), Pilar Gimeno, impulsora de la recuperación de sus restos.

El origen humilde de Domínguez y la falta de oportunidades nunca la desanimaron. Aprendió a leer por su cuenta y accedió a las ideas progresistas de la época. Vinculada a la UGT, se volcó en la defensa de  la igualdad de la mujer, el voto femenino, la lucha contra la opresión o la liberación de los prejuicios culturales y religiosos. «Fue una grandísima referencia en un mundo de hombres», asegura el socialista, Javier Fernández, que en su día impulsó la fundación que lleva el nombre de la alcaldesa.

Su obra de referencia como escritora es Opiniones de mujeres. Con buena letra. En el 2015 Viky Calavia dirigió un documental sobre su figura.

Vía elperiodicodearagon

A %d blogueros les gusta esto: