27 de octubre de 2021

Radio Republicana

Argentina logra el derecho al aborto legal

Finalmente el senado argentino aprobó hoy la despenalización del aborto y, tras horas de debate y una votación bastante ajustada, el proyecto de ley sale adelante y será legal la interrupción voluntaria del embarazo hasta las 14 semanas.

Con 38 votos a favor, 29 en contra y una abstención, el Senado ha dado su asentimiento a la ley. Millares de personas en las calles argentinas festejaban este logro, tras un largo tiempo de intensa polémica que había polarizado la sociedad argentina, dividida entre verdes, defensores de la legalización, y azules, en contra.

El proyecto de ley de interrupción voluntaria del embarazo era una de las banderas del gobierno kirchnerista de Alberto Fernández. Se trata de la primera ocasión en que este asunto era debatido en los parlamentos del país, con la peculiaridad de que personajes políticos destacados como la ex presidenta y ahora vicepresidenta Cristina Fernández ha pasado en apenas un par de años desde la postura contraria al asentimiento.

Se trata de una gran victoria del pueblo argentino y en especial de los colectivos feministas latinoamericanos. Las mujeres de estos países hermanos de Latinoamérica ven ahora más cerca la posibilidad de elegir libremente sobre sus cuerpos y sus destinos sin que ello sea un privilegio restringido a los que tienen recursos para costearlo.

Sin embargo, se trata de uno de los pocos casos en América en los que se produce este avance, pues en muchos países aún la clandestinidad del aborto es un problema de salud que alcanza a miles de mujeres, expuestas a un mayor riesgo dado que les afecta doblemente por el hecho de ser mujeres y trabajadoras, lo que las sitúa en una grave situación de vulnerabilidad. Sólo en Argentina, en el año 2018 que es el último con datos oficiales, murieron 35 mujeres por abortos mal practicados.

Se da la circunstancia además de producirse este avance social en Argentina, cuna del actual Papa Francisco, activo adversario de la libertad de elección de las mujeres y que ha manifestado su postura contraria a la ley de forma tajante, en lo que ha llegado a considerar «la contratación de un sicario para resolver un problema». Se comprueba así el alto grado de rechazo al que han tenido que enfrentarse las mujeres argentinas para alcanzar este éxito. Afortunadamente, el trabajo de los colectivos feministas ha logrado dar un giro de 180 grados en amplios sectores de la sociedad del país, incluida como mencionamos la propia Cristina Kirchner, quien recientemente declaró que «no es una cuestión de convicciones, sino de dar respuestas a un problema que existe».

Carlos Magariño Rojas
Via elcomun.es

A %d blogueros les gusta esto: