24 de julio de 2021

Radio Republicana

Europa Laica denuncia la participación del Congreso en un acto de caridad católica humillando a las personas empobrecidas y pide su suspensión

CARTA ABIERTA A LA MESA DEL CONGRESO DE DIPUTADOS

LA MESA DEL CONGRESO DE LOS DIPUTADOS PROMUEVE LA CARIDAD CATÓLICA HUMILLANDO A LAS PERSONAS EMPOBRECIDAS

Europa Laica ha tenido noticias que el Congreso de Diputados, con la participación del Padre Ángel, líder del marketing  de la caridad católica, va a organizar, para el día 24, un evento del tipo “Por Navidad, ponga un pobre en su mesa”, repartiendo los miembros de la mesa y la presidenta del congreso  alimentos a las personas en pobreza que les lleve el Padre Ángel. 

Europa Laica quiere llamar la atención de la opinión pública sobre el retroceso que significan estas exhibiciones humillantes   por parte de los políticos y representantes de la ciudadanía en su forma de abordar el problema de la pobreza en nuestro país. Exhibiciones humillantes de promoción de la caridad católica que se producen por parte de concejales y alcaldes o políticos de las Comunidades Autónomas en la mayor parte de ciudades y pueblos del país.  

Potenciar la caridad católica es el sucedáneo para que las iglesias, a través de personas como es el cura Ángel, patrocinen eventos que publicitan, utilizando a las personas empobrecidas, soluciones que no son tales sino pura caridad subvencionada.  Ahí está el caso de Cáritas donde cerca del 30%  de  sus ingresos procede de fondos públicos, al igual que la organización Mensajeros de la Paz, de la cual el Padre Ángel es presidente; un personaje que recibió su primer cheque de Carmen Polo de Franco, y que desde entonces no ha parado de obtener cientos de millones en subvenciones y fondos públicos  para una obra social más que discutible y poco fiscalizada.

Europa Laica, como asociación que defiende la libertad de conciencia y el laicismo institucional, advierte que el fomento de la caridad católica reproduce en sí misma la pobreza de las personas que la reciben, siendo contraria a la solidaridad social que las instituciones públicas deben garantizar. Son los ingresos del trabajo con un empleo digno, la actividad económica  y el reconocimiento de los derechos sociales a las personas, los que acaban con la pobreza. 

Con un 17% de desempleo y empleos muy precarizados, junto a una protección social muy escasa y deteriorada, la pobreza es cada vez más visible en nuestro país por lo que no hace falta que el cura Ángel junto a la Mesa del Congreso nos la quieran hacer más “visible”. El denominado Ingreso Mínimo Vital y sus  evidentes limitaciones, también en su gestión, se ha planteado como un ingreso familiar y no personal o individual  en una clara desconsideración a las personas,  que deben subordinarse a las familias, dejando atrás a la mayoría de los pobres de este país, por lo que instamos a que se mejoren esas rentas para las personas sin ingresos  en lugar de organizar estas exhibiciones de la pobreza  donde la última justificación es el mero populismo político  mezclado con  la propaganda católica.

Europa Laica llama a los diputados y diputadas del Congreso a que insten la suspensión de esta iniciativa de la Mesa del Congreso y no la secunden.  Igualmente llamamos a la presidenta del Congreso a que dé marcha atrás a esa iniciativa de promoción institucional de la caridad católica que compromete su deber de estricta neutralidad confesional y de defensa del Estado Social.

A %d blogueros les gusta esto: