23 de octubre de 2020

Radio Republicana

La Voz de la Memoria

La Asamblea Memorialista de Andalucía considera lamentable el manifiesto firmado en apoyo del rey emérito Juan Carlos I

“Denunciamos la deriva monárquica del PSOE, que ha renunciado a sus principios republicanos.”

“Consideramos un insulto a las víctimas de la Transición que, entre los firmantes del manifiesto, figure el exministro franquista Rodolfo Martín Villa”

La Asamblea Memorialista de Andalucía considera lamentable el manifiesto firmado por setenta exministros, expresidentes autonómicos y antiguos altos cargos del Partido Popular, PSOE y UCD en apoyo del rey emérito Juan Carlos I, un monarca que heredó la jefatura del Estado del dictador Franco y nunca fue elegido democráticamente en referéndum.

Denunciamos la deriva monárquica del PSOE, que ha renunciado a sus principios republicanos. Mientras el histórico dirigente socialista Pablo Iglesias fue un digno defensor de la II República, Alfonso Guerra se ha convertido en un sostenedor de la monarquía, una institución anacrónica y antidemocrática.
Para la Asamblea Memorialista de Andalucía, la única salida al declive de la monarquía borbónica, heredada del franquismo, es la convocatoria de un referéndum para que la ciudadanía pueda elegir libremente entre Monarquía o República.

Nos sorprende que los firmantes ensalcen la “bien llamada Transición”, que fue un periodo violento, con crímenes aún sin esclarecer, como el de Javier Verdejo, Arturo Ruiz, Mari Luz Nájera o Manuel García Caparrós. Además, la Transición condenó al olvido a 114.226 víctimas del franquismo que, después de 42 años de democracia, siguen desaparecidas en fosas comunes. Por tanto, decir que fue el “periodo más fructífero de nuestra historia contemporánea” es una ofensa para las víctimas.

Quienes firman el manifiesto son, además, responsables de que siga en vigor la Ley de Amnistía de 1977, una ley preconstitucional que el Tribunal Supremo utiliza como ley de punto final. Con esta ley, impiden juzgar a los responsables de crímenes contra la humanidad, cometidos durante la guerra, la dictadura y la transición, dejando en desamparo a las víctimas y garantizando la impunidad de los verdugos.

Consideramos un insulto a las víctimas de la Transición que, entre los firmantes del manifiesto, figure el exministro franquista Rodolfo Martín Villa, investigado por la jueza argentina María Servini como presunto responsable de la muerte de cinco trabajadores en 1976, durante una huelga en Vitoria. Una de las mayores masacres de la “bien llamada Transición”.  

Y recordamos, por último, que pronto serán repatriados, desde Rusia a España, siete militares de la División Azul, caídos en combate cuando colaboraban con la Alemania nazi de Hitler en la invasión de la Unión Soviética, uno de los mayores genocidios de la historia de la humanidad. Las familias de estos siete militares fascistas recuperarán sus restos para darles una sepultura digna. Mientras tanto, miles de familias siguen esperando que les devuelvan los restos de sus seres queridos, que continúan en fosas comunes por defender la legalidad democrática de la República. 

A %d blogueros les gusta esto: