20 de octubre de 2020

Radio Republicana

La Voz de la Memoria

POR LA COLUMNA MINERA, CAMINEMOS JUNTOS EL 19 DE JULIO.

Enrique Castro

Otro año más caminaremos por la rendición anual de Homenaje a La Columna Minera. Hace ya 84 años de la masacre que se cometió contra estos hombres que, en un máximo ejercicio de entrega en defensa de valores como la libertad, la justicia, la libertad y la democracia, dieron el único bien que tenían, sus vidas.

Aún creyendo que debemos ir más allá, mucho más allá de esta marcha y concentración en su homenaje, que debemos poner en valor y en el frontispicio de nuestro quehacer, la defensa y lucha en post de esos valores; que debemos hacer llegar a las y los jóvenes de (al manos) Camas y la cuenca Minera de Huelva su historia y ejemplificar en ellos la lucha de tantas mujeres y hombres de este país a través de Unidades Didácticas que se impartan en los institutos;… como no, iré otro año más a esa rotonda de Pañoleta el día 19 de julio. Iré y haré apología por llenar ese enclave, iré envuelto en la misma bandera que porto cada año y que los guió a ellos, iré contra la ignorancia voluntaria de otros a los que se refería Luis Cernuda, iré y me abrazaré con mis compañeros y caminaré con ellos, los nuevos y los que siempre dieron la cara.

(…)
Contra vosotros y esa vuestra ignorancia voluntaria,
vivo aún, sé y puedo, si así quiero, defenderme.
Pero aguardáis al día cuando ya no me encuentre
aquí. Y entonces la ignorancia,
la indiferencia y el olvido, vuestras armas
de siempre, sobre mí caerán, como la piedra,
cubriéndome por fin, lo mismo que cubristeis
a otros que, superiores a mí, esa ignorancia vuestra
precipitó en la nada, como al gran Aldana.
(…)

Caminaré, porque el mayor daño que podemos hacerles es pararnos al lado del camino o separarnos por sendas distintas; caminaré, porque por encima de mis cuitas o intereses siempre estará un interés superior que los unió a ellos y que nos debe hacer caminar juntos a nosotros.

El día 19 estaré en esa plaza del ayuntamiento de Camas y para terminar esta breve reflexión, antes del caminar y especialmente dedicado a mi amigo y camarada Juan Miguel Batalloso Navas, vuelvo dedicarle los versos que también un día escribió Cernuda, dedicándoselos a él, con el que espero seguir caminando muchos años, persiguiendo sueños, conquistando amaneceres, construyendo realidades más justas.

1936
Recuérdalo tú y recuérdalo a otros,
cuando asqueados de la bajeza humana,
cuando iracundos de la dureza humana:
este hombre solo, este acto solo, esta fe sola.
Recuérdalo tú y recuérdalo a otros.

(…)

Que aquella causa aparezca perdida,
nada importa;
que tantos otros, pretendiendo fe en ella
sólo atendieran a ellos mismos,
importa menos.
Lo que importa y nos basta es la fe de uno.

Por eso otra vez hoy la causa te aparece
como en aquellos días:
noble y tan digna de luchar por ella.
Y su fe, la fe aquella, él la ha mantenido
a través de los años, la derrota,
cuando todo parece traicionarla.
Mas esa fe, te dice, es lo que sólo importa.

Gracias, Compañero, gracias
por el ejemplo. Gracias porque me dices
que el hombre es noble.
Nada importa que tan pocos lo sean:
uno, uno tan sólo basta
como testigo irrefutable
de toda la nobleza humana.

A %d blogueros les gusta esto: